Mais a visão se aprofunda,
mais estrelas se percebem,
na escuridão...

6 de agosto de 2011

El día que faltó



Pregunto a mi corazón, que tanto creía:
¿Por qué no tuvimos un día más?

A lo largo de mi eternidad,
siempre mi faltará ese día completo y dedicado a ti,
de proximidad, afecto y atención exclusiva.

¿Por qué no más un día
de levarte junto a mi pecho a caminar,
sentar a la sombra y recordar tus viejas historias
y una vez más pronunciar todas las palabras
que te hacían feliz?

¿Por qué no más un día
de mirar la puesta del sol y el anochecer,
de anidarte con canciones de cuna
y decir las promesas en que queríamos creer?

A lo largo de mi eternidad,
siempre mi faltará ese día para aceptar
la verdad del fondo de tus ojos,
un día lleno de serena despedida,
antes de adormecerte...

Y ahora, sólo puedo enviarte este día irreal,
hecho de mi corazón,
deseando que lo recibas
como se lo hubiéramos vivido.

17.01.2009 (original)
©Alfredo Cyrino / Indigo Virgo®